Anorexia y Bulimia

Anorexia y Bulimia: Que son y cómo detectarlas.

Psicóloga Ana Luisa Del Castillo Falconi

La Anorexia y bulimia son enfermedades que están dentro del grupo de los trastornos alimenticios, un trastorno es la acción y efecto de alterar: invertir el orden regular de algo o perturbar el sentido o la conducta; de tal forma que un trastorno alimenticio se refiere a modificar progresivamente nuestros hábitos y percepción que se tiene en cuanto a la comida y a la alimentación, como es el caso de la obesidad, anorexia, bulimia y la vygorexia.

En México la anorexia y bulimia están creciendo dramáticamente sobre todo entre las mujeres jóvenes que se encuentran entre los 14 y los 18 años, sin embargo, cada vez es más frecuente escuchar de la preocupación excesiva por el cuerpo desde edades más tempranas, es un problema de salud pública que afecta a todas las clases sociales y niveles de escolaridad, por eso es que el día de hoy dedico esta charla a que comprendan porque es importante que sepan de las consecuencias y así, tal y como en el consumo de sustancias o el sexo sin protección decidan cuidarse a sí mismos y a sus amigos de las devastadoras secuelas físicas y psicológicas que acarrea la anorexia y bulimia.

La anorexia puede ser un síntoma o una enfermedad, cuando es un síntoma es por ejemplo cuando después de un golpe muy fuerte en la cabeza que trae como consecuencia una lesión, el cerebro se inflama y hay falta de apetito, entonces como consecuencia de otra enfermedad o situación se está anoréxico. Anorexia significa falta de apetito, y como enfermedad es cuando hay una excesiva preocupación por el aspecto físico, particularmente por tener un cuerpo muy delgado; actualmente los modelos sociales de belleza promueven la excesiva delgadez y lo podemos ver en las tiendas de ropa para mujeres que las tallas comienzan en la 0 y es difícil encontrar una talla 11 o 13 en estas tiendas a no ser que se vaya a tiendas especializadas en cuerpos robustos, de esta forma la sociedad pone su grano de arena para acomplejar y propiciar que cada vez más niñas y jóvenes sientan esa obsesión por mantenerse muy delgadas y poder disfrutar del reconocimiento social pues un cuerpo esbelto es aplaudido y resaltado.

A la enfermedad también se le conoce como Anorexia nerviosa por ser un trastorno psicológico y es cuando hay pérdida del apetito para poseer una pérdida de peso rápido mediante la restricción de la ingesta de alimentos, sobre todo los muchas calorias, asociada o no al consumo de laxantes o diuréticos. Las personas que padecen de anorexia tienen una imagen distorsionada de su cuerpo (se ven gordos, aun cuando presentan un estado de extrema delgadez.).

Hay dos tipos de anorexia nerviosa la restrictiva y la purgativa. La restrictiva hace referencia a cuando las jovencitas evitan consumir algún tipo de alimento sobre todo las grasas y azucares o definitivamente no consumen nada por varios días; regularmente las anoréxicas intercalan periodos de ayuno con los de consumo de muy poca comida como una manzana o una ensalada. Y la purgativa es cuando comen bien, como cuando van a una comida social y entonces vomitan o usan laxantes, diuréticos y hacen ejercicio obsesivamente para eliminar pronto lo que comieron.

La anorexia purgativa se parece a la bulimia, es por esto que hay ocasiones en las que escuchamos a las jóvenes decir que son anoréxicas y bulímicas pero la situación es que la bulimia es algo diferente. En la bulimia hay necesariamente atracones que son sobre todo de golosinas y comida chatarra y después hay una culpa excesiva por ello y entonces se producen el vómito, en la bulimia la pérdida de peso es menos exagerada que en la anorexia y puede ser que las bulímicas sigan comiendo sin restricción, tan solo moderando el consumo con dietas y en ocasiones por una sensación de pérdida del autodominio les produce una ansiedad exagerada y recurren a satisfacer su ansiedad, cansancio o ira, con los atracones que posteriormente vomitan.

Generalmente las personas que padecen bulimia han sido obesas o han realizado numerosas dietas sin control médico. Tratan de ocultar los vómitos y las purgaciones, por lo que la enfermedad suele pasar desapercibida durante mucho tiempo.
Los ciclos de atracones y vómitos se manifiestan un mínimo de dos veces por semana.

Las chicas que padecen de anorexia y bulimia son más bien adolescentes responsables, de excelente desempeño en la escuela (Ej.: abanderado, brillante), con gran dominio del lenguaje, lo que se llamaría “un hijo/a ejemplar”.  En la conducta alimentaria suele ser caprichoso y tirano. Su carácter cambia con respecto a la comida y aumenta su irritabilidad.

Las personas con trastornos alimenticios tienes ciertas características, como miedo a perder el control en la comida, a engordar, baja autoestima, dificultad para identificar y comunicar sus emociones. Las personas con anorexia tienden a ser perfeccionistas, cerradas emocionalmente y sexualmente. También carecen de un sentido de identidad, por lo cual son sensibles al fracaso y toda crítica, que los hace sentir que no son buenos

A menudo otros problemas psicológicos y enfermedades mentales coexisten con la anorexia y la bulimia nerviosa. La depresión clínica, el desorden obsesivo compulsivo, el abuso de drogas y uno o más desórdenes de personalidad son enfermedades más probables de acompañarlas. Los altos niveles de ansiedad y depresión son muy probables.

Las consecuencias generales de la anorexia nerviosa son

En su mayoría las enfermas desean tener un peso muy por debajo de lo normal para su talla y edad, cayendo en cuadros de desnutrición graves. El privar al organismo de su sustento es matarse lentamente, a causa de la falta de nutrientes se producen diversas afecciones, algunas reversibles y otras que acompañarán a la persona por el resto de su vida.

El porcentaje de mortalidad cuando el peso corporal es menor al 60% de lo adecuado es de 4 a 20 %, a esto se suma la alta tasa de suicidios a causa de las alteraciones emocionales y psicológicas que genera, la muerte intencional es la causante de más del 50% de los decesos.

Pero veamos cuáles son las secuelas que la anorexia es capaz de generar:

* Cardiopatías, el músculo cardíaco comienza a fallar, se producen prolapsos de válvula mitral, derrame pericárdico, bradicardia, arritmia hasta hay riesgo de ataques por la falta de potasio. Por otro lado su tamaño se ve afectado y presenta un volumen mucho menor a lo normal

* Desajustes de electrolito, la deshidratación e inanición hacen que los niveles de líquidos y minerales del cuerpo queden casi a cero, situación que puede llevar a la muerte.

* Desórdenes hormonales e infertilidad, por la carencia de nutrientes el cuerpo deja de producir la misma cantidad de hormonas reproductivas, la tiroides se desequilibra, y aumenta la hormona cortisol. Esto conlleva períodos irregulares hasta amenorrea que con el tiempo culmina en esterilidad y osteoporosis, consecuencias en muchos casos irreversibles.

* Las mujeres con anorexia que quedan embarazadas pueden tener abortos espontáneos, niños con bajo peso o con defectos congénitos

* Los niños o adolescentes anoréxicos pueden tener un crecimiento físico por debajo de lo normal a causa de las alteraciones hormonales.

* Problemas neurológicos severos como convulsiones, pensamiento anormal, pérdida de sensación en los miembros, etc. Estos pueden ser reversibles si se trata el cuadro a tiempo.

* Alteraciones sanguíneas como anemia perniciosa por carencia de vitamina B12 y en casos severos genera la aparición de pencitopenia, una enfermedad mortal.

* Problemas gastrointestinales como úlceras en estómago y esófago, inflamación crónica, constipación y flatulencia.

* Calvicie o alopecia.

* Anorgasmia y frigidez.

Las consecuencias de la bulimia

El médico sospecha bulimia nerviosa si una persona está demasiado preocupada por el aumento de su peso, que presenta grandes fluctuaciones, en especial si existen signos evidentes de una utilización excesiva de laxantes.

Otras pistas incluyen tumefacción de las glándulas salivales de las mejillas, cicatrices en los nudillos por haber usado los dedos para inducir el vómito, erosión del esmalte dental debido al ácido del estómago y un valor bajo de potasio sanguíneo.
Sin embargo, el diagnóstico dependerá de la descripción del paciente de una conducta comida excesiva-purga.

Además si la bulimia permanece mucho tiempo se produce una alteración en el equilibrio electrolítico, derivado de la pérdida de potasio y sodio, a raíz de la provocación del vómito y el uso excesivo de laxantes y diuréticos. Esta situación puede acarrear problemas renales, cardíacos, óseos, nerviosos, etc.

Puede producirse la aparición de una atrofia muscular, como consecuencia del desgate de los músculos, debido al consumo de los mismos para obtener energía.
Cetoacidosis, debido a la degradación excesiva del tejido graso corporal. Esta situación puede llevar a la muerte.

Convulsiones, por deshidratación.

Debilidad y fatiga.

Anemia.

Tener presente las complicaciones y consecuencias de la bulimia, ayuda a prevenir y a tratar tempranamente, a quienes padecen esta patología. De esta forma, no sólo se puede rehabilitar, sino también salvar la vida.

Como detectarlas

1- Peso corporal bajo o anormalmente bajo

2- Mantenimiento deliberado de ese peso corporal mediante dieta, ejercicio en exceso, abuso de laxantes o diuréticos, o una combinación de los tres.

3- Síntomas de inanición

4- Antecedentes de dietas frecuentes. Muchos estudios han revelado que casi todas las personas que desarrollan bulimia han realizado frecuentes intentos de controlar su peso.

5- Síntomas de depresión. Incluyen pensamientos melancólicos o pesimistas, ideas recurrentes de suicidio, escasa capacidad de concentración o irritabilidad creciente.

6- Periodos de ayuno, conteo obsesivo del contenido calórico de los alimentos, el ejercicio compulsivo, y/o la purgación después de una comida regular.

Como prevenirlas

Ame a su hijo, amigo(a), alumno como se ama así mismo. (el amor lo hará sentirse importante).

Ayude a su hijo, amigo(a), alumno a encontrar sus propios valores e ideales. (En la mayoría de los casos, los ideales no se alcanzan tan fácilmente).

Haga lo necesario para fomentar su iniciativa, independencia y autoestima. (Tenga presente que los anoréxicos y los bulímicos son perfeccionistas y nunca están conformes con ellos mismos. Este perfeccionamiento justifica su insatisfacción).

Tenga cuidado con la duración de la enfermedad de su hijo u amigo. (Los anoréxicos y bulímicos mejoran. Algunos en breve tiempo, muy pocos mueren, pero a veces se presentan casos que requieren largos meses y, en ocasiones, años de tratamiento.)

Maneje su ansiedad.

Ayude a su hijo o amigo a que comprenda que para Usted su vida es tan importante como la de él.

Detectar lo antes posible los síntomas de la anorexia y bulimia. Si se observan actitudes sospechosas, no encubrirlas sino informar a los padres acerca de las mismas.

Ante cualquier duda consultar con un especialista en patologías alimentarias.

Resulta claro en la convivencia cotidiana la aparición de algunos o todos los síntomas anteriores, por favor evite minimizarlos y consecuentarlos, la anorexia y bulimia son enfermedades graves equiparables con el abuso de drogas y sus atroces consecuencias, necesitamos poner el dedo en el renglón de amar y encausar a los jóvenes hacia actividades dignas y sanas que propicien satisfacción y felicidad a corto, mediano y largo plazo.

La anorexia y bulimia son enfermedades actuales que como ya pudimos observar tienen consecuencias muy severas, es importante que como sociedad nos unamos para ayudar a que los niños y jóvenes tengan un ambiente libre de prejuicios y violencia que deje de ser el caldo de cultivo propicio de estos trastornos. Comencemos por usar de la moda lo que nos acomoda y privilegiar el alimento sano y variado en lugar de recurrir a la enfermedad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *